Últimos días para asambleas virtuales.

Las copropiedades están preparando el cierre de año, a pesar de todos los contratiempos generados por la pandemia la ley obliga que se haga una asamblea ordinaria al año, para esto varios decretos salieron en auxilio a las complicaciones generadas por los protocolos lo cual flexibilizo la ejecución de asambleas no presenciales.

Debemos sacar partido de esto ya que es muchísimo más económico una asamblea virtual que una presencial donde se debe disponer de espacio, refrigerios, equipos audiovisuales (proyección y audio), sistemas para medir el quorum y votaciones.

Pero no dejemos de lado la disponibilidad de nuestros asambleístas donde muchos propietarios no se pueden desplazar debido a su lugar de origen o por los mismos riesgos de la pandemia.

Múltiples factores de ley y logísticos nos impulsan a que la virtualidad sea tomada como la vía más factible para cumplir los compromisos y permitir a socios o propietarios que participen en la copropiedad y puedan conocer balances y presupuestos.

Atención en Línea whatsapp